Una mezcla de referencia siempre es una buena guía. Busca una canción que te guste y se parezca al material que estás mezclando, descárgala en la máxima calidad posible, insértala en un canal de tu DAW y tenla presente para contrastarla con tu mezcla. Si te sientes perdido en algún momento, tu habitación no es fiable o necesitas inspiración la mezcla de referencia te servirá de consejera y te ayudará a encontrar algo de seguridad.

Un analizador de espectros es una gran herramienta para comprender aspectos claves de la mezcla referencia como el balance tonal (graves, medios, agudos) y la imagen estero.

Mi recomendación es que trates de copiar los planos sonoros de la mezcla guía si no tienes muy claro las normas estilísticas del genero (sobre todo bombo, bajo, caja y voz) prestando especial atención a los niveles de los instrumentos graves (bombo y bajo) si no has hecho mediciones en tu sala y neutralizado su comportamiento acústico.

 

 

MI PREGUNTA

“¿Que aspectos de la producción observas cuando trabajas con una mezcla de referencia?”.